Tuesday, June 29, 2004

El arco



El arco iris de la piedra.

4 comments:

mox said...

En las inmediaciones de la Alhambra suelen recitarse poemas y canciones.
Ésta es la que yo le hubiera querido cantar a mi esposa.

Donde quiera que estés,
te gustará saber
que por flaca que fuese la vereda
no malvendí tu pañuelo de seda
por un trozo de pan
y que jamás,
por más cansado que
estuviese, abandoné
tu recuerdo a la orilla del camino
y por fría que fuera mi noche triste,
no eché al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.

Por ti brilló mi sol un día
y cuando pienso en ti brilla de nuevo
sin que lo empañe la melancolía
de los fugaces amores eternos.

Donde quiera que estés,
te gustará saber
que te pude olvidar y no he querido,
y por fría que sea mi noche triste
no echo al fuego ni uno solo
de los besos que me diste.

Donde quiera que estés...
si te acuerdas de mí.

Joan Manuel Serrat

Yotro said...

¡Qué hermosa esa canción, Mox! Supongo que no haya un sitio mejor que La Alhambra para cantarlo.

Por cierto, ¿se puede decir --- Hoy otra vez me traigo lindos recuerdos de Andalucía?

mox said...

Si te refieres a que cuando miras las fotos hoy, te acuerdas otra vez de las cosas lindas que te ocurrieron en Andalucía, yo lo expresaría así "Hoy, otra vez me vuelven bellos ( o lindos) recuerdos de Andalucía".

Si veo una foto que hace tiempo que no contemplo, digo "Ay, ¡que bellos recuerdos de Andalucía me trae esta foto!.

Otra cosa, la canción, la poesía o las palabras bonitas que le quieras decir a tu pareja lo puedes hacer en cualquier parte. Por ejemplo, llévala a la orilla del mar y deja que se siente a contemplar la luna llena. Siéntate ahora tú detrás y háblale flojito, pero con sentimiento, muy pegadito a la oreja. Termina con un beso que simplemente roce su cuello y si le llega el romanticismo, te robará un beso de tus labios en una noche de luna llena a la orilla del mar.

Yotro said...

Mox, eres poeta y profeta. Ahora mismo en mi pueblo de Coogee hay una luna llena sobre el mar. Debo llevarle mi mujer a la costa para besarle y decirle las cosas más dulces.