Sunday, August 26, 2007

La primera vez

Es algo muy importante para una mujer. Es algo bastante peligroso además --- pues, peligroso para la autoestima. Es a la vez una cosa cotidiana.

Te hablo de la primera visita a la peluquería. Ya Heidi tiene dos años y media. Le llevé de la mano y subimos la colina a las tiendas de nuestro barrio de Randwick.

Heidi se emocionaba pero cuando llegamos a la peluquería tenía ganas de escapar. No pasa nada, el peluquero tenía una capa --- ¿la palabra adecuado? --- de Los Wiggles para envolver a ella. No me caen bien Los Puta Wiggles pero, bueno, pueden resultar útiles a veces.

Se acabó el corte de pelo. Nos dieron un trozo del pelo corte en un sobre y el servicio era gratis, lo que me sorprendió.

3 comments:

Palimp said...

Tiene que estar guapa :)

Yotro said...

Eso sí, palimp. Eso sí. A mi no me molesta mucho estar feo.

libro pdf said...

eso es verdad, tienes toda la razón del mundo